Purificadores de aire para el hogar, ¿cómo funcionan?

Los purificadores de aire no son nada nuevo, llevan mucho tiempo en el mercado, pero ante la pandemia del COVID-19 mucho se ha hablado de ellos, especialmente de los filtros HEPA que algunos expertos recomiendan como una medida más para reducir los efectos de la propagación del virus. ¿Pero son los purificadores de aire realmente efectivos para hacer frente al coronavirus? Antes de responder a esa cuestión conviene primero aclarar qué es un purificador de aire.

¿Qué son los purificadores de aire?

A veces pensamos que al llegar a nuestro hogar nos encontraremos en un ambiente más saludable, una idea que se aleja bastante de la realidad. Los espacios cerrados se van cargando de partículas que pueden ser dañinas para nuestro organismo, por eso es tan importante mantenerlos ventilados. Y no nos referimos solo a los espacios públicos, eso también ocurre en nuestro hogar.

Algunos estudios muestran datos tan sorprendentes como que el aire de una casa puede tener hasta 10 veces más sustancias nocivas que el de las calles de cualquier ciudad.

Los productos de limpieza, las alfombras, las mascotas, el humo del tabaco… y hasta tostar pan o freír alimentos. Todos estos elementos y acciones pueden desprender sustancias nocivas que se acumulan en el aire de las estancias de nuestro hogar, habitaciones que por lo general no están suficientemente ventiladas. De ahí que los purificadores de aire puedan ser tan útiles para mantener un ambiente saludable en nuestro hogar.

Un purificador de aire no es más que un dispositivo que elimina todas las partículas contaminantes que puedan quedarse suspendidas en el aire. El purificador de aire va más allá del simple hecho de eliminar malos olores. Se trata de erradicar tóxicos, bacterias, humo y cualquier otra sustancia dañina.

Purificador de aire para alérgicos

Los purificadores de aire son capaces de eliminar aquellas sustancias que suelen actuar como alérgenos y que pueden provocar problemas de salud, tales como el polen, los ácaros del polvo, la caspa de nuestras mascotas, el moho, etcétera.

Eso explica que estos dispositivos que purifican el aire de nuestro hogar estén especialmente indicados para personas con algún tipo de dolencia, respiratoria o cutánea: asma, alergia a los ácaros, dermatitis atópica, etc.

Los filtros Hepa y el coronavirus

Siendo el aire uno de los medios de propagación del coronavirus es lógico pensar que los purificadores pueden ser útiles para evitar contagios. Y sí, estos dispositivos pueden ayudar,  pero no debemos dejarnos llevar por una confiada sensación de seguridad. Los purificadores de aire deben tomarse como lo que son, un complemento que nos ayudará a mantener el aire de nuestro hogar los más limpio posible, pero en ningún caso debe sustituir las medidas básicas: ventilar la casa, lavarse las manos constantemente y mantener una correcta higiene del hogar, especialmente de las superficies y de aquellas zonas con las que tenemos un mayor contacto (pomos, interruptores, etc.).

En cualquier caso, el tipo de filtrado es el que determinar una mayor o menor efectividad del purificador de aire. Y en este caso los filtros HEPA (purificador de aire de alta eficiencia) son los más indicados, por ser capaces de filtrar hasta el 99,7% de las partículas del aire.

¿Qué purificador de aire elegir?

A continuación os recomendamos algunos purificadores de aire que puedes comprar para tu hogar.