MI CUENTA

0

MI CESTA

MI CESTA(0)

No tiene artículos en su carrito de compras.

Climatizador o aire acondicionado, ¿cuál es mejor?

A todo el mundo le encanta el verano, pero a nadie le gusta pasar demasiado calor en el hogar o en el lugar de trabajo. Si aún no dispones de aire acondicionado, climatizador o ventilador, probablemente te estés preguntando cuál de estos tres sistemas de climatización es mejor.

Como en todo, no se trata de mejores o peores, sino de buscar el sistema que mejor se ajuste a nuestras necesidades, y para ello debemos tener claro qué uso daremos al aparato.

Vemos a continuación qué diferencias hay entre los principales sistemas que nos ofrece el mercado para no pasar calor este verano: ventiladores, climatizadores o aires acondicionados.

Diferencias entre ventilador, climatizador y aire acondicionado

VENTILADOR

Es el sistema más económico por su sencillo funcionamiento. Los ventiladores refrescan el ambiente a través del movimiento del aire. Lo que se consigue con un ventilador es reducir la sensación térmica entre 3 y 5 grados, pero no es una bajada de la temperatura real. Por eso, su uso no está recomendado para climas excesivamente calurosos ya que el aumento de la circulación del aire no refresca lo suficiente. Sin embargo, para zonas con climas suaves puede ser un sistema totalmente válido. Los hay de diferentes tipos: ventiladores de pie, ventiladores de mesa o incluso de techo.

CLIMATIZADOR

Los climatizadores absorben el aire del ambiente para enfriarlo a través de un filtro húmedo y volver a expulsarlo al exterior. Es decir, no generan frío, sino que enfrían el ambiente, o al menos lo hacen más agradable.

La limitación que presentan estos aparatos es que, una vez alcanzado el nivel máximo de humedad, no son capaces capaz de evaporar más agua ni de enfriar, de modo que el ambiente deja de ser agradable ante el exceso de humedad. Por eso conviene usarlos siempre en habitaciones bien ventiladas.

Además, son más exigentes con el mantenimiento ya que conviene limpiar el depósito de agua periódicamente.

Sin embargo, la ventaja que tienen los climatizadores es su bajo consumo. Consumen la mitad de energía eléctrica que el aire acondicionado y además suponen una importante reducción de CO2 puesto que no usan gases refrigerantes y no resecan el ambiente.

Si quieres ahorrar en la factura eléctrica un climatizador puede ser una buena elección, pero como decimos, conviene tener en cuenta el grado de humedad de la zona en la que vives.

AIRE ACONDICIONADO

El aire acondicionado funciona de la siguiente forma: utiliza gases refrigerantes en un circuito de tuberías para extraer el calor del aire y bajar la temperatura. Es decir, no genera aire frío, sino que extrae el calor del aire. En este caso, su uso se recomienda en todas las zonas, tanto las de climas húmedos como las de climas secos.

A diferencia de los ventiladores y los climatizadores, con el aire acondicionado podremos controlar más fácilmente la temperatura deseada en de la estancia. Eso sí, funciona mejor en estancias cerradas, no como el climatizador que podemos usarlo tanto en interior como en exterior.

Como comentábamos, una de las desventajas de este sistema es su consumo energético, superior al de un climatizador y, a diferencia de este, el aire acondicionado sí puede resecar el ambiente.

Dentro de los aires acondicionados, diferenciamos los sistemas fijos de los sistemas portátiles. Aquí puedes ampliar más información sobre por qué recomendamos los aires acondicionados portátiles.

Estos son algunos de los que podrás encontrar en nuestra tienda online:

¿Y bien? ¿Ya has decidido cuál es el mejor sistema de climatización para tu hogar? Si todavía tienes dudas, no olvides que puedes contactar con nosotros. ¡Te ayudaremos en lo que necesites!