Cómo limpiar correctamente una cafetera

¡No nos equivoquemos! El agua caliente de una cafetera no mata las bacterias ni hace que esta se mantenga limpia. Al contrario, es precisamente esa agua que entra y sale la que genera un ambiente húmedo y va dejando restos de cal y suciedad. Restos que pueden transformarse en elementos nocivos para la salud y que nos indican que deberíamos limpiar correctamente nuestra cafetera.

Un estudio de NSF International concluyó que el 50% de los hogares analizados tenía levadura o moho en el depósito de su cafetera. Se encontraron hasta 11 tipos diferentes de bacterias, lo que nos hace pensar que es realmente importante la higiene de ese pequeño electrodoméstico que en muchas casas se utiliza a diario.  Así que veamos cuál es la forma de limpiar correctamente una cafetera.

Limpiar cafetera con vinagre

La forma más eficaz y económica de desinfectar nuestra cafetera es preparando un café de agua y vinagre. ¡Cómo lo oyes! Se trata de preparar una mezcla de agua y vinagre a partes iguales y echarla en el depósito de agua para, inmediatamente después, poner la cafetera en marcha. Una vez preparado nuestro peculiar café, lo dejaremos en la jarra durante al menos 20 minutos para que esta también se desinfecte correctamente.

Después vaciaremos la solución y pondremos la cafetera de nuevo en marcha, pero esta vez solo con agua, para asegurarnos de eliminar por completo todos restos de vinagre, y repetiremos el proceso una o dos veces más.

¡Et voilá! Cafetera completamente limpia. Es recomendable realizar esta limpieza una vez al mes, aunque todo dependerá del uso que demos a la cafetera. Si no la utilizamos a diario podemos aplazar esta limpieza y realizarla cada más tiempo, por ejemplo de manera trimestral.

Este método de limpieza es válido para cualquier tipo de cafetera, tanto para limpiar una cafetera eléctrica de goteo como para limpiar una cafetera expresso o de cápsulas

Otros productos para limpiar la cafetera

El vinagre es un producto muy eficaz en la limpieza del hogar pero, si no tenemos vinagre, el limón es otra opción. En este caso la mezcla debería contener más jugo de limón que agua y no hacerlo a partes iguales como la solución anterior de agua y vinagre.

También podemos limpiar cafetera con bicarbonato de sodio. Para ello, la medida recomendable sería una taza de agua y ¼ de bicarbonato.

En el mercado también encontrarás algunos productos específicos, pastillas y otros detergentes pensados para el mantenimiento de tu cafetera.