MI CUENTA

0

MI CESTA

MI CESTA(0)

No tiene artículos en su carrito de compras.

!

Guía para comprar un televisor: ¿qué hay que tener en cuenta?

La televisión ya no es aquella “caja tonta” de años atrás, con la llegada de Internet y de la Smart TV, es ahora todo lo contrario. En cualquier caso, la compra de un nuevo televisor es uno de los gastos clásicos en el equipamiento de nuestro hogar, y la expectativa es que nos dure unos cuantos años. Pero, ¿sabemos elegir la mejor televisión para nuestro hogar?

Vamos a repasar algunos de los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de escoger una televisión.

 

¿Qué tamaño de pantalla necesito?

Para decidir adecuadamente el tamaño de pantalla de mi televisor, necesito tener en cuenta dos parámetros: la resolución y la distancia de visionado.

La resolución de un televisor es la cantidad de píxeles que pueden ser mostrados en la pantalla. Cuando, por ejemplo, hablamos de 1920x1080 píxeles, la primera cifra corresponde a la cantidad de píxeles que componen el ancho de la pantalla, y la segunda son los píxeles a lo alto o en vertical.

Simplificando la jungla de términos que nos proponen los fabricantes, a día de hoy las resoluciones de pantalla más habituales son las denominadas HD Ready (1280x780 píxeles) o Full HD (1920x1080 píxeles). Por su parte, los modelos más recientes ya incorporan resoluciones 4K (3840x2160 píxeles) e incluso 8K (7680x4320 píxeles), esto último todavía casi experimental.

A la hora de escoger la resolución, además del factor precio, es importante considerar el tamaño de la pantalla. Cuanto más grande sea la pantalla, más resolución, esto es mayor número de píxeles, necesitará para que la calidad de la imagen se mantenga.

Por otro lado, debemos tener en cuenta la distancia entre el televisor y el lugar desde donde vamos ver la pantalla. Esto es lo que se denomina la distancia de visionado. No tiene sentido adquirir una TV de más de 40 pulgadas para verla a 1 metro y medio de distancia, de hecho, perderíamos calidad de imagen. Para determinar esta longitud existen algunas reglas que podemos utilizar:

  • TV estándar (HD): diagonal de la pantalla (en cm) x 3,5 = la distancia recomendada
  • TV alta definición (Full HD): diagonal de la pantalla (en cm) x 2,5 = la distancia recomendada
  • TV 4K o Ultra HD: diagonal de la pantalla (en cm) x 1,3 ó 1,5 = la distancia recomendada

La tecnología, LED, OLED, QLED

La diferencia entre estas tecnologías está, sobre todo, en el modo en que iluminan los píxeles que componen la imagen en la pantalla. Esto lo tratamos en profundidad en un artículo anterior, básicamente, en los televisores LED (o LCD con iluminación LED, que es lo mismo) los píxeles se “pintan” mediante un sistema retroiluminación, mientras que en los OLED, es la propia pantalla la que se ilumina, lo que permite controlar el brillo píxel a píxel y permite diseños de pantalla mucho más estilizados, así como mejor ángulo de visión desde cualquier posición.

Por su parte, los televisores QLED, tecnología de Samsung, necesitan como los LED de una fuente de iluminación externa, pero su tecnología de nanocristales sí que permite “pintar” individualmente los píxeles, lo que proporciona un mayor contraste y asemejarse al OLED.

En definitiva, los sistemas OLED y QLED consiguen unos negros mucho más puros y realistas, con un mayor nivel de contraste y unos colores más vivos. Eso sí, son tecnologías más caras.

Conexiones imprescindibles para sacar partido al televisor

Para conectarnos con los contenidos digitales, necesitaremos conexiones HDMI, versión 2.0 o 2.1, para una mayor cantidad de datos multimedia. Se recomienda contar con al menos cuatro conexiones HDMI. También necesitaremos la todoterreno conexión USB, para agregar llaves USB, discos duros portátiles, mandos de juegos o ratones, etc. El número mínimo recomendable de conexiones USB es dos, y si puede ser USB 3.0.

Para acceder a Internet y aprovechar la tecnología Smart TV nuestro televisor deberá contar con conexión WiFi de alta velocidad, lo ideal es WiFi 802.11ac con doble banda de 2,4 GHz y 5 GHz. En el caso de utilizar servicios en streaming 4K como los de Netflix o Amazon, la máxima velocidad se consigue con cableado Ethernet, por lo que es muy recomendable contar con una conexión Ethernet en el televisor.

Lo que viene: nuevos estándares de la TDT, el 5G...

Recientemente, en España, el Gobierno ha aprobado el Plan Técnico Nacional de la televisión digital terrestre (TDT) y el despliegue de las redes 5G. Resumidamente, la actual TDT deberá dejar espacio de banda para la implantación del 5G. Esto supone que habrá que resintonizar la TDT, reprogramar las antenas comunitarias y los televisores, si queremos seguir viendo estos canales. Este proceso deberá estar terminado para 30 de junio de 2020.

Estos cambios afectarán sobre todo a los televisores antiguos, los de más de diez años, ya que los nuevos en su mayoría son compatibles con HDTV. De todos modos, no está más asegurarnos que nuestro nuevo aparato de televisión es compatible con los nuevos estándares.