Consejos Destacada Noticias — 18 octubre 2018
Recomendaciones para un uso eficiente de los electrodomésticos

Nadie pone ya en duda que la mejor forma de ahorrar energía y, por tanto, de ahorrar en la factura de la luz es eligiendo electrodomésticos eficientes. Escoger un electrodoméstico de alta eficiencia energética encarece su precio entre 100 y 200 euros de media, pero el consiguiente ahorro durante su vida útil compensa de sobra este esfuerzo inicial.

Además de contar con electrodomésticos eficientes y de bajo consumo en nuestro hogar, existen otras maneras de ahorrar energía y gasto en electricidad que tienen que ver con el uso racional de nuestros equipamientos. No tiene ningún sentido adquirir un frigorífico combi A+++, con el coste extra inicial que supone, si luego dejamos la puerta abierta muy a menudo.  O comprar una lavadora eficiente si después usamos programas rápidos, que son los que más consumen.

Según el tipo de electrodoméstico, estas son algunas recomendaciones para un uso eficiente de los electrodomésticos:

Frigorífico

  • Siempre enchufado. El frigorífico es el electrodoméstico en el que más notaremos la selección de un equipo eficiente de clase A, A+ o A+++, puesto que está siempre enchufado.
  • Cuanto más lleno mejor. Si la nevera está muy vacía consume más porque los propios alimentos retienen frío.
  • Espera a que enfríen. Además, cuando vayas a guardar comida cocinada en el frigorífico, espera a que se haya enfriado para no perder frío de la nevera.
  • Ábrelo solo cuando lo necesites.  Piensa bien lo que tienes que sacar de la nevera antes de abrirla. Cuanto más tiempo permanezcan las puertas del frigorífico abiertas, más energía gastarás.

Lavadora

  • Temperatura mínima. La lavadora consume la mayor parte de su energía al calentar el agua. Por eso, es recomendable hacer lavados a la menor temperatura posible. Así que si no hay grandes manchas en la ropa, lava con agua fría y notarás la diferencia.
  • Centrifugado. Al centrifugar también podrás ahorrar energía. Los programas de centrifugado fuerte son más eficaces y consumen casi lo mismo que las versiones más suaves. Y además evitarás el uso de la secadora.

Lavavajillas

  • ¡Llénalo! No lo pongas en marcha si no has conseguido llenarlo casi al máximo de su capacidad. Encender el lavavajillas casi vacío reduce mucho su rendimiento.

Placas de cocina

  • Recipientes adecuados. La elección de las sartenes y ollas en las que cocinamos es clave. Conviene que no tengan un fondo muy grueso y que el diámetro sea superior a la superficie de la placa. De esta forma, los alimentos se cocinan antes y se puede llegar a ahorrar hasta un 20%.
  • Cocina a presión. Elegir ollas a presión a la hora de cocinar te ayudará a ahorrar, no solo en tiempo sino también en energía, ¡hasta un 80%!
  • Apágalo ya. Termina de cocinar tus platos con el fuego apagado. El calor residual será suficiente para terminar tu receta.

Los programas ECO

Como recomendación general, se deben escoger los programas ECO de los electrodomésticos, que están diseñados para precisamente ser los más eficientes en uso de recursos. Estos programas largos, aunque pueda parecer paradójico, son los que hacen un menor consumo de agua y energía; mientras los rápidos, para hacer lo mismo en menor tiempo, emplean más recursos.

¿Te animas a poner estos consejos en práctica? Tu bolsillo te lo agradecerá y el planeta más.

 

This work, unless otherwise expressly stated, is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 3.0 Spain License.

Related Articles

Share

About Author

weaddit

(0) Readers Comments

Comments are closed.

ad=blog