Consejos Destacada Noticias — 26 junio 2018
Las averías más comunes de las lavadoras, y cómo solucionarlas

Si hay un electrodoméstico que haya cambiado (para bien) la vida doméstica, es la lavadora. La primera patente es de 1691, y en 1904 se empezaron a publicitar en los Estados Unidos las primeras lavadoras eléctricas. Hasta su popularización a mediados del siglo XX, se dedicaban largas horas al lavado a mano de la ropa del hogar.

Por otra parte, la lavadora es uno de los electrodomésticos más proclives a sufrir averías, ya que funciona con partes móviles, lo que favorece el desgaste de su maquinaria. Vamos a repasar algunas de las averías más comunes de las lavadoras, y sus posibles causas.

Problemas comunes de las lavadoras

  • Exceso o falta de agua

Las fugas de agua son uno de los problemas que más alarman. Pueden deberse a que las mangueras de goma de entrada o de salida no estén bien ajustadas o que haya que sustituirlas. En ocasiones las gomas se pudren, sobre todo si se deja la lavadora sin usar una temporada. Esto último suele suceder en las casas de veraneo, por el agua estancada en los conductos de goma.

Por otro lado, sin agua suficiente el lavado de la ropa no se puede realizar adecuadamente. Este fallo puede deberse de nuevo a la mala colocación de las mangueras o la obstrucción de los filtros.

  • Funcionamiento deficiente

La lavadora vibra y hace mucho ruido. Lo primero es comprobar si se han retirado los anclajes de la lavadora, situados en su parte trasera. En caso afirmativo, hay que asegurarse de que la máquina no se encuentra en contacto con muebles o alguna pared y que las patas están niveladas.

El tambor de la lavadora gira irregularmente o produce mucho ruido. Este problema puede ser debido a que la correa se encuentra floja o cedida, impidiendo el giro del motor. A veces tiene que ver con que la goma o sello de la puerta de la lavadora se haya soltado. Los ruidos pueden relacionarse también con un fallo en los cojinetes del tambor o del propio tambor.

La lavadora no acaba nunca, está en funcionamiento hasta 4 ó 5 horas. Esto puede deberse a un problema de presión del agua, ya sea por exceso o por defecto.

No centrifuga la ropa. Si la lavadora es nueva puede también deberse a los anclajes, hay que comprobar si se han retirado y si la máquina se encuentra nivelada. También podría ser por un problema de la electrónica.

  • Malos olores

La lavadora puede presentar mal olor debido a la acumulación de residuos como la propia suciedad de la ropa, los restos fermentados de detergente y hasta los minerales del agua en el caso de las aguas duras. Esta acumulación de restos también puede crear averías de lavadora, al bloquear el paso del agua. La solución a esto es llevar a cabo una limpieza regular del aparato, incluso si no se utiliza diariamente.

  • Problemas con el motor

Muchos fabricantes de lavadoras ofrecen una garantía de motor de 10 años, y aunque parece algo ventajoso, no lo es del todo, ya que solo cubre el recambio del motor y no la mano de obra. La garantía extendida a 5 años (2+3) suele ser una mejor opción, puesto que cubre los gastos de desplazamiento, repuestos y mano de obra una vez han expirado los dos años de garantía legal del fabricante.

Estas son algunas de las averías más comunes de las lavadoras, pero si te ha surgido algún otro problema que no aparezca en esta lista, ¡cuéntanoslo!

This work, unless otherwise expressly stated, is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 3.0 Spain License.

Related Articles

Share

About Author

weaddit

(0) Readers Comments

Comments are closed.

ad=blog